PAULA CANO

Comparte este post con una amiga

Cómo entrevistar a tu futuro Diseñador Web

Embarcarse en un proyecto web requiere mucha preparación, el primero paso es encontrar el diseñador adecuado a tus necesidades. En este post te cuento cómo entrevistar a tu futuro diseñador para decidir si es la mejor opción para tu proyecto.

Decidir tener tu propia web (o casa online como me gusta llamarla), es un gran paso en el crecimiento de un negocio pero muchas veces despierta dudas y hasta inseguridades por parte de las emprendedoras porque es un terreno desconocido.

En este post quiero transmitir calma, por sobre todas las cosas y contarte que es importante en mi punto de vista evalúes a la hora de tomar la decisión de contratar a un diseñador web.

Partimos de un punto clave: no sos la experta pero tenes que contratar a alguién que si lo sea y solo vos podrás evaluar si es la persona correcta para lo que estás buscando. No te dejes amedrentar por términos técnicos o conceptos que desconozcas, eso es lo esperable por eso estás delegando esa tarea. Pregunta hasta que quedes satisfecha con la respuesta, de lo contrario seguirás con las mismas dudas y cuando tengas que hacer uso de tu web sentirás que no te pertenece. 

ENTREVISTA

Seguramente llegarás a un profesional por recomendación de alguien que haya trabajado con esa persona o porque la(o) seguís en las redes y conoces su trabajo, portfolio, etc. Idealmente enviarás un mail (siempre es mejor para ambas partes mantener este tipo de conversaciones vía mail porque pueden llevar un hilo de los avances) con algunas consultas iniciales cómo puede ser disponibilidad, valores, etc. Yo suelo enviar esta información de manera automática a las personas que se interesan por mi trabajo y completan el formulario de contacto en mi web. Si luego de ese primer contacto creen ambos que a primera vista encajan es importante tengas una entrevista o reunión online.

PREGUNTAS

Cómo mencionaba arriba en esa entrevista llevarás todas la preguntas (anotadas si posible) y no dudes en repreguntar si algo no queda claro o no te satisface. La realidad es que el diseñador también hará una evaluación donde analizará aspectos de un punto de vista distinto pero también muy importantes. El objetivo de este post es analizarlo desde la perspectiva del cliente así que avancemos en ese sentido.

A continuación detallo algunas preguntas que creo importantes incluir en la entrevista con tu diseñador.

  • ESPECIALIDAD. Si bien muchos diseñadores trabajan todo tipo de webs y clientes cada vez es más común encontrar quienes se especializan en determinados nichos para poder brindar un servicio más especializado. En este punto es importante preguntes: 
  1. Plataforma. Una web puede construirse sobre distintos sistemas de gestión de contenido, los más conocidos son: WordPress, Squarespace, Showit y Wix. Consulta sobre cuál trabaja y porqué.
  2. Tienda Online. Si pensas vender online es importante consultes si hace tiendas (una web no presupone una tienda, debes preguntar específicamente si deseas incorporar una tienda a la web).
  3. Nicho. Consulta con que tipos de clientes trabaja, si atiende a negocios de servicios o de productos, si suele trabajar con algunas profesiones o rubros en particular (ejs: Coaches, Fotógrafos, etc).
  • TIEMPOS. En este tipo de trabajos el tiempo es un factor clave para ambas partes por distintas razones. Por tu parte es importante porque debes tener visibilidad de cuanto tiempo llevará todo el proyecto y cuando tendrás tu web operativa y para el diseñador también porque los proyectos eternos no le son redituables. Desde tu perspectiva consulta si tiene un cronograma de trabajo y en cuanto tiempo entregaría en trabajo finalizado. Es importante luego eso figure por escrito, yo suelo enviar luego de la entrevista una propuesta formal a mis clientes con todo el detalle del proyecto y un cronograma detallado de actividades de ambas partes. Para que se cumplan los tiempos si bien es fundamental que el diseñador realice las entregas dentro de lo pautado también será clave que entregues el material acordado en tiempo y forma y que envíes el feedback en los plazos fijados.
  • PROCESO. Cada diseñador tiene una metodología y es muy importante te la explique claramente para que puedas evaluar si la misma es válida para ambos o no. El diseño de una web requiere mucha información y el envío de la misma del cliente al diseñador debe estar acordado de forma previa, así como las vías de comunicación, soporte que brindará en la preparación del material, los tiempos de respuesta, etc. Todos estos puntos deberían ser presentados por el diseñador en la entrevista, pero si no lo hace consulta cómo suele manejarse. Para dar un ejemplo, en mi caso yo pido a los clientes completar un formulario con los textos definitivos que nutrirán su web, ese formulario puede ir haciéndose por partes y tiene cubiertos absolutamente todo lo que necesitaremos volcar en su página (casi sin darse cuenta al ir respondiendo irán armando el contenido de su web). Por otro lado habilito una carpeta de Google Drive donde deben subir las imágenes que quieran incluir. Para colaborar en estas tareas que son responsabilidad del cliente envío una Guía donde explico el proceso para que tenga una clara visibilidad del paso a paso, ayudo con la organización de los tiempos de preparación del material, doy tips para seleccionar imágenes, opciones y desde donde hacerlo, cómo organizar una sesión de fotos, etc.

Otro aspecto a aclarar son cuantas revisiones están incluidas. Un proceso con revisiones indefinidas no suele ser optimo para ninguno de los dos, por eso es clave que la preparación del material (textos y fotos) sea eficiente y hecho a consciencia.

  • FUNCIONALIDADES & INTEGRACIONES. Todos queremos una web linda pero tan importante cuanto eso es que cubra distintos aspectos relacionados a la gestión y marketing de tu negocio. La web es un ecosistema donde interactúan una serie de sistemas y este es el punto donde suelen tener las mayores dudas los clientes porque pueden haber tecnicismos que asustan, pero tratemos de aclarar lo más importante en este apartado. Las preguntas que podrías hacer en este aspecto son:
  1. La web tendrá formulario(s) de contacto? El diseñador suele configurar los mismos para que cualquier consulta que hagan en tu web llegue a la dirección de mail que designes y de ahí puedas responder las consultas. Consulta si podes tener un formulario en tu web y de ser posible ten en claro de antemano cuantos campos tendría el tuyo idealmente. 
  2. Descarga de contenido. Es muy común que se ofrezca material de descarga gratuita en la web para fidelizar tu audiencia. Consulta con tu diseñador si está contemplada esa posibilidad y cómo funcionará. Hay básicamente dos opciones: que el visitante haga click en un botón y lo lleve directamente al material que ofreces o una mejor opción en la que deba registrarse antes de descargar ese material (así ingresará a tu base de mails luego podrás estar en contacto para futuras comunicaciones). Si esta última fuera la opción ofrecida consulta si se encargará de armar la automatización (consiste en que una vez que se registren en tu web se dispare un mail automático con el descargable).
  3. Email Marketing. Está relacionado al punto anterior. Es fundamental tengas desde el inicio una plataforma de email marketing integrada a tu web (Doppler, Mailchimp, Convertkit y hay muchas más) para que los visitantes puedan dejar su mail y luego puedas seguir en contacto con ellos. Consulta si hace la configuración e integración de esa plataforma con tu web y si está incluida en el presupuesto.
  4. Agendamiento Online. Si brindas asesorías por ejemplo las plataformas tipo Calendly son muy útiles porque permiten coordinar horarios entre las partes sin una catarata de emails previos. Idem anterior consulta si la configuración e integración de esa plataforma con tu web la hace y si está incluida en el presupuesto.
  • ADICIONALES. Mejor aclarar desde un principio para evitar sorpresas. Pregunta que no está incluido en el servicio y deberías contemplar como gasto aparte (por ejemplo el punto anterior), plugins que tienen un costo anual extra o si ofrece servicios de mantenimiento web. Ten en cuenta que una vez entregada la web el diseñador brindará soporte por un plazo determinado pero luego de ese plazo si deseas hacer cambios o cualquier otra eventualidad que surja suele cotizarse a parte. 
  • ENTREGA. Una vez esté terminada la web pasarás a ser responsable de la misma. Consulta si tendrán una charla de cierre (algunos diseñadores envían un video con todo el detalle) para que entiendas su funcionamiento y puedas seguir actualizando su contenido en el futuro. Yo envío una Guía de Acompañamiento luego de la reunión online de cierre con un resumen de todo lo entregado y videos con tutoriales para que puedan recurrir siempre que necesiten.

Dejé para el final un punto que no puede dejar de aclararse, tanto el dominio como el hosting de la web deben estar a tu nombre desde un principio, no negocies este aspecto. Para que un diseñador trabaje basta con delegarle ciertas funciones (en algunos servicios de hosting eso está contemplado) o enviarle las claves de acceso.

No dejes de leer el post en Instagram donde cuento que hacer si encontrás a más de un profesional que cumple los requisitos que consideras importantes (ver post en Instagram), además de celebrar porque siempre es bueno poder elegir!!

Si pensas que es el momento de dar el paso hacia tu web te invito a conocer mi propuesta. Desarrollé un método de trabajo y de diseño que contempla todo lo que necesita una emprendedora de servicios para tener su presencia online con un diseño hermoso, pero sobre todo con una web funcional. Un proceso suave y acompañado para que muestres todo lo que tenes para ofrecer. Te invito a conocer mis Webs Pre Diseñadas

Llegamos al final!! Espero este post haya sido útil. Gracias por estar aquí, hasta pronto!

Paula

Para seguir leyendo…