PAULA CANO

Comparte este post con una amiga

Los cambios que decidí hacer en mi negocio a partir de una mudanza de país.

Trasladar un negocio digital no es solamente conectar el ordenador en otro huso horario. Te cuento que implicó este cambio en mi trabajo y las decisiones que tuve (y quise) tomar para adaptarlo.

Relanzo la web con un post que no estoy segura, más bien estoy segurísima, te interesará. Hace 9 meses llegué a España (nos mudamos con toda mi familia: marido y 3 hijos adolescentes) y quería contarte que significó para mí esta mudanza en términos laborales.

Sabía que necesitaría adaptar cuestiones obvias como el tema contable y que eso implicaba re-aprender muchas cosas, cuando todo ya funciona en piloto automático volver a empezar es un golpe duro.

Registrarse, darse de alta en impuestos, aprender cómo funcionan los sistemas, que se integra con que, cómo re automatizar todo consume un tiempo y energía enormes. Pero encontré a Flor (quienes estén en España me piden y les pasos el contacto encantada) me explicó con la santa paciencia e hizo que todo, al menos pareciera, mucho más sencillo.

Pero lo que inicialmente sabía que era indispensable se fue expandiendo y el cambio resultó ser mucho mayor… de esto trata este post. Porque a raíz de la mudanza de país decidí cambiar una serie de otras cosas: plataforma de e-commerce, de email marketing y me embarqué en una mega transformación que me llevó a lanzar nuevos productos y servicios (con el desarrollo de cada uno de esos, y todo lo que implica).

¿Porque una cosa llevó a la otra? El disparador fue que un negocio establecido en España me permitía utilizar herramientas que hasta entonces miraba de reojo pero no podía usar porque eran incompatibles entre sí. Un claro ejemplo fue la plataforma de e-commerce. Thrivecart me ofrecía posibilidades que me hacían brillar los ojos para quienes vendemos productos digitales: upsells, downsells, bumps, un programa de afiliados integrado (que pronto se lanza) y hasta una academia de e-learning. Investigué, aprendí, configuré todo de nuevo y valió la pena. Hoy tengo muchas más posibilidades para ofrecer mis productos pero además un sin fín de alternativas por seguir explorando.

Eso me llevé a probar Flodesk (plataforma de email marketing) con quien venía flirteando hace meses… pero que hasta ese momento no conjugar con mi anterior plataforma de e-commerce.  Los mails mas lindos por LEJOS llegaron a mi vida para quedarse y hacerte suspirar cada vez que aterricen en tu bandeja de correo (te lo prometo).

Eramos pocos y… ya que estamos replantee mi oferta de productos y servicios. Mantuve las Webs y Marcas prediseñadas que para mí son un match perfecto entre lo que me gusta hacer y lo que necesitan mis clientas y decidí incursionar en la consultoría. Pero no quería que fuera superficial, ¡no puedo evitar involucrarme!, y necesitaba que fuera un servicio que aportara realmente. Lo armé como un plan de dos encuentros y mucho compromiso y contenido para que fuera WOW, y lo es.

¡Sigamos que esto no termina! Sentía que el concepto de las plantillas necesitaba un cambio y simplificar era la clave. Reestructuré las líneas y reduje la oferta para que fuera clarísimo identificar que necesitabas según el momento de tu negocio. Quería que las plantillas fueran no súper sino híper versátiles y pudieran adaptarse a cualquier rubro de servicios (cada una ahora tiene una variedad de diseños de posts/páginas mayor aún) y tienen un enorme plus: son homogéneas entre todas lo que simplifica enormemente la tarea de personalización.

A todo esto había que ponerlo lindo ¿no? Entonces me embarqué en el rediseño de la web, porque quería que cuando la visitaras sintieras el cambio y el aire fresco así cómo lo sentía yo! Decidí por primera vez (sí, primera) contratar a una Copywriter porque sentir no es lo mismo que transmitir y el resultado está a la vista.

Pero todo esto no estaría completo si no pudiera ofrecerte algo nuevo, renovador. Escribí un programa de autoauditoria para que pudieras auto evaluar tu negocio y proyectarlo en el corto, mediano y largo plazo, también escribí una Guía llamada Preplanifica tu Web, porque siento que falta aún mucha información sobre que se necesita para encarar un proyecto de estas características y suele haber mucha confusión entre lo que se desea o lo que realmente es prioritario. ¿Un detalle? No vas a necesitar imprimir nada, los descargables son PDFs rellenables que podrás guardar con las respuestas sin jamás tocar el papel ni el lápiz (salvo que lo desees), la palabra clave en esta etapa es practicidad.

Cómo frutilla del postre, a último momento (sí, lo confieso) incorporé un Test para que puedas identificar en que etapa está tu negocio y mostrarte que podes tenerlo todo: funcionalidad & estilo. Si completas el Test no solo recibirás el resultado con que acciones tomar para desarrollarte si no como hacerlo y estar DIVINA! Podrás descargar tu Guía de Estilo para descubrir el de tu marca inspirada en 5 tipologías que desarrollé para que sea fácil y práctico implementarlo en tu negocio.

En eso estuve estos 9 meses, mientras hacía miles de trámites, me frustraba con las cosas que no salían y me alegraba con lo que sí, armaba una casa desde cero (tuve que comprar desde cucharitas hasta secadora de ropas), transité la montaña rusa de emociones que implica el desarraigo y el vértigo que me produce empezar de nuevo (es de lo que más me gusta en la vida, pero con los años es más difícil).

¿Aprendizajes? Muchísimos, pero el principal creo que me entusiasmé demasiado y quise hacer todo de una sola vez. Cómo cuando reformas una casa y vas sucumbiendo a la tentación de hacer más y más cosas. Pero en fin, acá estoy emocionada de presentarte todo y muy feliz por poder construir el negocio que quiero a mi manera, exactamente cómo quiero invitarte a que hagas con el tuyo.

Si estas palabras te resuenan, si deseas revisar tu negocio y ver en que mejorar o adecuarlo no dejes de ir a la autoauditoria haciendo clic a continuación:

Gracias por leerme, ¡bienvenida a mi renovada casa online!

Hasta, pronto…

Paula

Para seguir leyendo…