PAULA CANO

Comparte este post con una amiga

La identidad de tu marca es parte de la estrategia de ventas de tus servicios y pocas lo saben, acá te cuento todo.

El falso dilema de belleza y funcionalidad nos atrapa a todas. Ponemos tanto foco en brindar un buen servicio que muchas veces olvidamos que la forma como lo presentamos (y nos presentamos) es determinante, porque muchos de los potenciales clientes ni siquiera nos considerarán una opción si no “entramos por los ojos”.

Antes de leer la descripción de tu propuesta premium, de anotarse en tu lista de mails o de navegar por tu web la audiencia evalúa casi por instinto tu imagen. Esta es la primera barrera que atraviesa tu potencial cliente para llegar a contratarte. Por lo tanto, cuidar la imagen de un negocio no es una cuestión superficial o que puedas dejar para más adelante, es la clave de tu llegada a tu público en este momento.

En este post te contaré como lograr de forma fácil, rápida y poco costosa que tu identidad de marca sea consistente y atractiva en los distintos puntos de contacto entre tu negocio y tu potencial cliente.

Hoy en día nos encontramos con nuestra audiencia en el primer café de la mañana mirando Instagram y a lo largo del día nos vamos exponiendo en otras múltiples situaciones. Llevar una imagen de marca consistente en todos esos encuentros es lo que hace que un potencial cliente nos vea como un negocio sólido, coherente y bien estructurado antes mismo de iniciar la primera conversación para contratarnos.

Por lo tanto, tener una imagen definida y reconocible no es una cuestión de estética, es parte de tu plan estratégico para llegar a quien deseas y que al que llegues también te desee.

Te contaré cómo presentarte de forma atractiva en distintas situaciones del día a día de tu negocio, para conectar con tu audiencia de forma irresistible.  

El primer paso es tener una identidad de marca, y luego a continuación definir en que instancias esa identidad se va a encontrar con su público para lograr la coherencia que hablamos arriba. Veamos de que hablamos en concreto: redes sociales (Instagram y Pinterest a la cabeza por ser formatos muy visuales), página web + carrito de compras, lead magnets (contenido gratuito que solemos ofrecer a cambio de la dirección de mail), email marketing (incluyendo tanto los mails que enviamos como los formularios que captan dichos mails), productos digitales (si vendes infoproductos como ebooks o cursos online), presentación de nuestros servicios (puede ser en forma de catálogo) y gestión de clientes (para dar la bienvenida y despedir un cliente).

Antes de que te agobies déjame decirte lo fácil, rápido y poco costoso que es resolver todo esto. Tener una página web no es primordial. Lo dice quién diseña páginas web como yo. ¿Por qué? Porque una web es un paso que aconsejo dar cuando tu propuesta de servicios está consolidada y (si y: más) cuando tengas la posibilidad de invertir el tiempo necesario para preparar el material y el dinero requerido para hacerla con un profesional adecuado a tus necesidades (malas decisiones son doblemente costosas y frustrantes).

Mientras no tengas una web podrás seguir brindando tus servicios de forma profesional, con una imagen consistente y sólida. Nos quedan entonces todas las demás situaciones donde tu marca y tu potencial entran en contacto y la buena noticia es que puedes resolverla con dos simples acciones.

La primera es contratando una plataforma de email marketing (yo uso Flodesk que me permite personalizar mis formularios y mails con un diseño en línea con mi identidad de marca por un costo de USD 38 mensuales) y la segunda es adquiriendo el Paquete de Plantillas de mi tienda con diseños coordinados entre sí para cubrir todas las necesidades de un negocio de servicios: Instagram, Lead Magnets e Infoproductos (con los diseños de Ebooks y Workbooks que pueden utilizarse de forma indistinta para ambos propósitos), Catálogo de Servicios (para enviar inmediatamente cuando te contactan solicitando información), Guías de Bienvenida y Cierre (para brindar una experiencia de cliente impecable de principio a fin) y Presentaciones online (para tus cursos y webinars). Todas las plantillas puedes obtenerlas por un total de € 67 en la tienda online (cuando elijas cualquier producto de la tienda se te presentará una ventana para elegir llevarte el Súper Paquete de Plantillas).

Luego las modificas con tus colores (verás lo sencillo que es hacerlo todo de una sola vez con el video tutorial), copias y pegas tus textos y si necesitaras imágenes puedes usar la colección curada con más de 800 fotos gratuitas disponibles en la Videoteca.

El cambio que tu negocio necesita para optimizar su estética y crecer está a tu alcance en este exacto momento. Si piensas que la plataforma de email marketing y el conjunto de plantillas son el camino hacia mejorar la imagen de tu negocio te digo que es mucho, pero mucho, más: es la clave para unir diseño y funcionalidad, ahorrándote tiempo en tus tareas rutinarias sin resignar la imagen que deseas transmitir. Tu negocio puede tenerlo todo y puede tenerlo ya.

Espero verte muy entusiasmada, finalmente hasta lo que parecía más complicado se puede solucionar de forma práctica y cambiar la forma como tus clientes perciben a tu negocio.

Y ese es mi objetivo ayudarte a hacer crecer tu negocio de forma eficiente e irresistible poniendo a tu alcance recursos que unan estética y funcionalidad. Cualquier duda siempre puedes escribirme a hola@paulacano.es.

¡Hasta pronto!

Paula

PD: La promoción de la tienda entera a € 67 es por tiempo limitado.

Para seguir leyendo…