PAULA CANO

Comparte este post con una amiga

¿Necesito una web distinta para cada línea de negocio o audiencia?

Es común que reciba consultas como: soy diseñadora y trabajo con clientes particulares, pero también tengo clientes corporativos de oficinas, o como hace muy poco una clienta que es líder de comunicación y trabaja con mujeres pero también brinda conferencias contratada por empresas. Otro caso podría ser el caso de una fotógrafa que hace casamientos, pero también eventos corporativos.

¿Estos negocios necesitan webs separadas para conectar con cada una de sus distintas audiencias? Si tenes un pequeño negocio es probable tengas ese dilema, los negocios crecen y se diversifican y van incorporando capas que muchas veces hablan a distintos segmentos de un mismo mercado objetivo.

Pero no solamente en este aspecto puede surgir esa duda, puede que para una misma audiencia brindes servicios personalizados, ¡cursos grupales y además tengas un podcast! O tal vez seas mentora de negocios, brindes charlas y tengas programas online. En fin, esta diversidad es propia de los negocios digitales y hoy quiero hablar de cómo abordar esta diversidad en una página web.

Cada negocio tiene su propio “blend” de propuestas y por eso es importante abordar cada caso en particular, pero podría decir que en la mayoría de los casos no es necesario, e incluso no es recomendable, tener más de una web.

La clave para centralizar todo en un solo sitio es tener un menú principal claro y conciso porque para un cliente entender la variedad de tus propuestas es determinante no solo para elegir la apropiada para su necesidad si no para formar un juicio sobre tu negocio. Si no ve claro que haces no tendrá confianza en tu capacidad de ayudarlo.

Yendo a lo práctico, una forma de presentar las distintas formas en las que podrías servir a tu(s) audiencia(s) es creando submenús desplegables para agrupar tus propuestas. Por otro lado, tu página de inicio cumple un rol clave sirviendo como una especie de “hall de distribución” de tu casa online, presentando además de forma estratégica las propuestas a las que quieres darle protagonismo.

Yo misma en mi web he ido cambiando el orden en el cuál presento mis servicios de Diseño de Marca, Diseño Web y Días Vip en función no solamente de la relevancia que quiero darles en mi ecosistema de servicios si no en como necesito cubrir mi agenda el próximo semestre en función de mis objetivos de negocio.

Centralizar las distintas líneas de negocio en una sola web además es beneficioso para construir un buen posicionamiento SEO a mediano plazo centralizando el gran esfuerzo que sabemos supone para pequeños negocios la creación de contenido de valor.

Otro aspecto positivo de centrar tus líneas de negocio en una sola web es que permite sentar las bases de tu negocio de forma robusta para que luego puedas pivotear esas distintas líneas con mayor flexibilidad. Sabemos que con el tiempo es probable que quieras cambiar el “mix” de servicios que ofreces, modificar la relevancia de un servicio en detrimento de otro o diversificar tu audiencia y tener tu negocio centralizado en un solo lugar te permitirá crecer en el sentido que decidas sin perder el esfuerzo que día a día significa construirlo.

Tu página de servicios (o productos digitales en su caso) será la responsable de proveer en mayor detalle las bases de cada propuesta y ofrecer una experiencia de cliente acorde.

Ahora bien, tener una sola web no significa tener todo en un solo lugar. En este aspecto tengo un punto de vista bastante claro en cuanto a que debe estar alojado en tu sitio y que no.

WordPress es la plataforma de gestión de contenidos más usada en el mundo y uno de sus mayores atributos es la flexibilidad que ofrece para acompañarte a medida que tu negocio crezca. Esto se logra incorporando distintas funcionalidades a través de distintos plugins. Esto significa que en tu web podrías, a través de estos plugins, sumar una tienda online, una academia, un sitio de membresías y mucho más.

¿Pero eso es lo ideal? En mi punto de vista no. A medida que sumas funcionalidades tu web se irá complejizando porque habrá más plugins que funcionarán en simultáneo y eso trae aparejados riesgos de incompatibilidad. Un pequeño negocio no tiene capacidad de administrar webs más complejas, a menos que contrates un servicio de mantenimiento mensual y creo que en nuestros gastos fijos este es un ítem que puede esperar. Una web que se centra solamente en la gestión de contenidos es mucho menos propicia a tener problemas de ese tipo.

¿Cuál es la solución entonces para los negocios que tienen propuestas diversificadas como las que estamos tratando en este artículo? La mejor opción es tener plataformas de e-commerce y de e-learning de forma tercerizada. De esa manera no estarás preocupada por las cuestiones técnicas que comprende cada una de estas funciones si no que comprarás una solución ya lista y 100% operativa, con las integraciones necesarias de cada caso y especialistas ocupados en mantenerlas adecuadamente.

Como decía antes, tu web es una tu casa online, tu centro de operaciones y desde ahí podrás habilitar tu tienda o tu academia online. Para tienda suelo recomendar plataforma como Thrivecart o Tiendup, estas mismas ofrecen además soluciones de e-learning donde podrás alojar tus cursos además de vender productos digitales e incluso vender tus servicios. Esto te liberará de una gran carga de trabajo técnico y administrativo y lo más importante, dolores de cabeza. Existen varias opciones además de las que indico, sus precios varían, entre otras cosas, de acuerdo al grado de personalización que se puede lograr, lo que repercute claro en la experiencia del cliente que podrás ofrecer. Por eso a veces lo barato sale caro y es importante evaluar las opciones de forma integral, no solo mirando el precio si no las posibilidades de personalización de cada una de ellas.

En conclusión, salvo casos puntuales, mi recomendación es que centralices tus líneas de negocio en una página web para beneficiarte del SEO, para aliviar la carga administrativa y de mantenimiento y poder jugar con mayor versatilidad el balance de tus propuestas a medida que pase el tiempo. Y en ese mismo sentido creo que las funcionalidades que precise tu negocio deben complementarse con plataformas externas que fueron desarrolladas con ese fin específico así podrás ofrecerte soluciones más completas y fáciles de manejar. La clave es buscar alternativas de buena calidad que puedan ofrecer una experiencia de cliente acorde al nivel de tu propuesta.

Espero este artículo haya servido y ya sabes que siempre es un placer leerte y responder dudas, solo tienes que escribirme a hola@paulacano.es.

¡Hasta pronto!

Para seguir leyendo…