PAULA CANO

Comparte este post con una amiga

Programa de Afiliados: mi aprendizaje hasta ahora

¿Que deberías considerar para armar tu propio programa de afiliados?

En estos últimos posts vengo hablando de temas que creo están muy relacionados entre sí: ingresos pasivos, lead magnets y ahora finalmente programa de afiliados.

Encuentro que hay poco escrito al respecto y es una alternativa que se usa cada vez más, principalmente en Estados Unidos. Lo interesante es que últimamente los pequeños negocios están lanzando sus programas de afiliados y creo que eso tiene que ver principalmente con dos cosas: 1) el surgimiento de herramientas que hacen mucho más fácil administrarlo y 2) el costo de la publicidad que viene subiendo y subiendo…

Vengo pensando lanzar mi propio Programa desde julio, y hasta ahora, no ocurrió. ¿Porqué? Porque me encontré con una complejidad mayor a la que esperaba, y si bien todo va encaminado (espero), simplemente subestimé el tiempo y el aprendizaje que requería de mi parte.

Para empezar, quiero hacer una breve introducción para situarnos de que estamos hablando. Un programa de afiliados es un acuerdo que se hace entre dos partes: de un lado un negocio que quiere promocionar un curso, un producto (digital o físico) o un servicio y del otro lado alguien que está dispuesto a darlo a conocer por una retribución, generalmente un porcentaje, pre acordado. En la práctica suele instrumentarse con una URL específica para cada afiliado: por ejemplo, si quiero un afiliado x promocione un producto que ofrezco le asigno una URL específica para que promocione y cada vez que alguien compre desde esa URL se le reconocerá un porcentaje.

HERRAMIENTAS

Una de las formas más comunes es hacerlo desde la herramienta que gestiona la misma tienda online desde donde vendes tus productos digitales, servicios y/o cursos online. Thrivecart y Kajabi son dos de las plataformas más conocidas para hacerlo en negocios de servicios (yo uso la primera de ellas). Si vendes online en tu web a través de Woocommerce podrás usar algún plugin especialmente desarrollado para ese fin como Easy Affiliate, AffiliateWP, Referral Candy entre muchos otros. Cualquiera de las opciones tienen un costo, en el caso de Thrivecart y Kajabi está incluido en los planes de sus herramientas y en los plugins hay que pagar la licencia anual de los mismos (uno de los plugins más recomendado que es AffiliateWP tiene un costo anual de USD 149).

Utilizar una de las herramientas mencionadas arriba es solo una parte: como negocio tendrás que conocerla en detalle para presentarla a los potenciales afiliados y educarlos en su uso. En esta modalidad los afiliados suelen tener un panel de control personal donde pueden hacer el seguimiento de las ventas que realizaron, cuánto produjeron en comisiones, conversión de checkout (cuantas personas entraron al link y cuantas efectivamente compraron), su link personal de venta (URL personalizada) e incluso pueden acceder al material que el negocio preparó para que utilicen en la divulgación del ítem promocionado.

Estas herramientas permiten establecer el plazo de validez de los cookies y hasta asignar prioridades: por ejemplo si un cliente llegara a tu producto vía dos afiliados distintos se asignará la comisión al afiliado que haya establecido la relación en primer lugar (o en último, según lo determines).

Yo estoy armando el mío con Thrivecart, algunas cosas están muy bien pensadas, otras, no tanto… Puntos a favor hasta ahora: el panel de control de los afiliados les da una visibilidad excelente de toda la operatoria en tiempo real, genera las URLs sin complicaciones, permite liquidar las comisiones casi con un clic y hasta tiene un espacio destinado a compartir material de promoción. Puntos que me tienen a maltraer: cuando el afiliado completa su registro recibe de-ma-sia-dos mails y eso es confuso, y no puedo traducir esa automatización al español.

PROGRAMAS MANUALES

Si no deseas invertir en una herramienta ¡no desistas! Podrías armar tu programa de forma manual. En ese caso te sugiero hacerlo con un grupo acotado de afiliados  para no cargar con una carga operativa contraproducente. ¿Cómo hacerlo? Creando una página de venta (landing page) y un botón para cada uno de ellos. Así cada afiliado promocionará su propia URL (página) y cuando alguien compre tendrás identificado a quien le corresponde dicha comisión.

También podrás crear un panel en Asana, Trello o similar para administrar el programa  y darle visibilidad al afiliado de toda la información: ventas realizadas, fecha de liquidación de comisiones, etc.

ASPECTO LEGAL

Un aspecto fundamental del éxito de un programa de afiliados es el legal. Deberás preparar un acuerdo que cada afiliado tendrá que aceptar para ingresar al programa con las pautas de promoción y todos los aspectos formales del caso: vigencia del acuerdo, terminación, plazo de cookies, pago, utilización de la imagen de marca, etc.

Aquí déjenme recomendar a Laura Melon que redacto el acuerdo del programa que lanzaré en breve. Cada detalle está contemplado en el documento y eso ¡es una garantía y una tranquilidad para ambas partes! Tener un acuerdo redactado y firmado es un no negociable, tienes que tener uno para tu programa.

POSTULACIÓN

Algunos negocios tienen en su web (muchas veces en el pie de página) una invitación abierta a postularse al programa de afiliados. Este sistema de postulación abierta puede ser interesante si tus clientes son a la vez potenciales afiliados de tus productos/servicios.

También existen las postulaciones cerradas donde el negocio invita puntualmente a quienes desea sean sus afiliados, en ese caso podrías crear una página oculta en tu web con los detalles del programa y enviársela solamente a quienes desees.

MATERIAL

Es muy recomendable facilitar (sea a través de un Drive o en la misma herramienta de gestión) imágenes de los productos/servicios y hasta el copy para promocionarlos. Es una forma de mantener el mensaje y la imagen siempre alineados a tu marca y tiene un gran valor para el afiliado.

No dejes de sugerir opciones e invitarlos ser creativos a la hora de promocionar sus links, utilizando no solo las redes sociales sino blog, podcast y newsletter.

COMISIONES

Habitualmente los porcentajes suelen rondar entre el 20% y el 50%, dependiendo mucho del valor del producto/servicio, del costo que tendrías que pagar si vendieras por otros canales (a través de publicidad por ejemplo) y del afiliado en cuestión (algunos negocios suelen diferenciar los porcentajes de la comisión en función del beneficio que el afiliado pueda atraer).

COMERCIAL

Un programa de afiliados, necesita claro, de ¡AFILIADOS! Para brindar la información inicial del programa creamos una página con el detalle del mismo donde pueden presentar su postulación, leer el acuerdo, firmarlo y avanzar hacia el alta.

Inicialmente haré un lanzamiento beta con un pequeño número de afiliados, a quienes estoy contactando personalmente. La respuesta viene siendo súper. Pero me equivoqué en los tiempos.

Inicialmente tenía previsto lanzar el programa en julio y se fue postergando hasta que puse fecha diciembre y no me percaté que era un ¡pésimo momento! Resultado, puse freno de mano y ahora la fecha es enero.

En diciembre todas venimos de promocionar y/o recibir promociones de Black Friday, estamos preparándonos para las ventas de fin de año y hay poco tiempo y energía para pensar en afiliarse a un colega. Así que aprendizaje, lanza tu programa cuando sea un buen momento comercial para tus afiliados (que redundará en un buen resultado para ambos), no solo cuando tengas todo listo.

En conclusión, preparar un programa de afiliados es una decisión que requiere preparación y principalmente capacidad administrativa. La transparencia debe estar asegurada para que sea un canal de venta rentable y no se transforme un dolor de cabeza con una carga adicional.

Espero este post te haya despertado curiosidad para seguir averiguando un poco más y ya sabes que si quieres hacerme alguna consulta, aquí estoy.

¡Hasta pronto!

Paula

Para seguir leyendo…