PAULA CANO

Comparte este post con una amiga

¿Que hacer una vez lanzada mi web?

Tomar la decisión de invertir en una web suele ser un gran paso para los pequeños negocios. Pero la pregunta que viene inmediatamente después es ¿que debo hacer después de lanzar mi web?

Solemos estar ansiosas esperando que llegue el gran momento pero si no tenemos la suficiente claridad  el “día después” puede ser confuso. Las preguntas más frecuentes que suelen hacerme son ¿mi audiencia me va a encontrar fácilmente?, ¿cuánto trabajo significa mantener una web?, ¿podré tener el control de mi página o siempre dependeré de un diseñador para mantener mi contenido actualizado? 

La principal entre varias funciones de una web es ofrecer información precisa y ordenada para que tu potencial cliente pueda tomar la decisión final de contratarte. Seguramente tienes un perfil de Instagram u otra Red Social pero estas no están pensadas para exponer tus servicios de forma clara: las RRSS son un canal de comunicación pero su función no es explicar que haces si no generar a través de distintos tipos de contenido el reconocimiento de tu marca y crear familiaridad entre ella y tu audiencia. Una web tiene una función totalmente distinta: su objetivo es comunicar tu expertise, transmitir la calidad de tu trabajo y  brindar seguridad para que tus potenciales clientes decidan contratarte. Pero esto no significa que tu web deba ser estática y tus RRSS dinámicas, todo lo contrario y lo veremos en este artículo.

Seguro te pasó de entrar a una web y emocionarte pensando ¡esto es lo que buscaba! al leer su propuesta de servicio. Este justamente es el principal rol de tu web: guiar a tu visitante de forma natural para que te elija convencido que sos la mejor opción, aún comparándote con tus colegas/competencia.

Tu web además es un cimiento, una base sobre la cuál podrás construir capas, comunicar nuevos servicios, resaltar aquellos que más te interesa, en fin, es por excelencia la estructura sobre la cuál se desarrollará toda tu comunicación con tu cliente potencial para convertirlo en un cliente real. Tener una web flexible y dinámica te permite crecer y ese crecimiento también es observado y valorado por tu audiencia. Para mí este es un aspecto fundamental porque da tranquilidad a mis clientas de que el dinamismo de sus negocios se reflejará en su página ya que una vez terminamos de trabajar les enseño como ellas mismas pueden cambiar imágenes, modificar textos, duplicar secciones y páginas, modificar el menú, en fin, son dueñas de su presencia digital para que su web esté siempre actualizada y las represente con exactitud a cada paso que dan.

Un aspecto clave en toda web es su capacidad de posicionar un negocio en el mundo digital, para eso el primer paso es tener una web optimizada para SEO. Si bien no todos los diseñadores trabajan ofreciendo este servicio, yo hago mucho hincapié en eso con acciones que son claves para lograr buenos resultados de posicionamiento: etiquetando correctamente las imágenes de tu web y optimizando tu copy a través del formulario de personalización de mis webs prediseñadas. El posicionamiento SEO es resultado de una gran variedad de factores y como esos factores trabajan en conjunto entre otros. Por eso, cuando tengas tu web es importante seas constante en la creación de artículos interesantes en tu blog para que tus visitantes entren a tu página y se queden en ella, leyendo, navegando y compartiendo tu contenido.  

Pero la pregunta que nos trajo acá es ¿qué debo hacer una vez lanzada mi web? 

Sea que estés pensando tener una web, que estés en pleno proceso de construirla o ya la tengas en funcionamiento saber exactamente que hacer con ella te dará seguridad y permitirá explorar su máximo potencial. Dejo 4 acciones para desarrollar de forma consistente una vez tengas tu web para mantenerla siempre vigente y activa para captar y convertir clientes:

  1. El blog es clave en el dinamismo de tu página y de tu negocio. Escribir y postear artículos aporta una gran cantidad de beneficios. Hay diversas formas de “bloguear”: puedes usar tu blog no solo para compartir artículos de interés si no para mostrar tus trabajos más recientes y hablar sobre temas relacionados directamente con tus servicios buscando temáticas que puedan ser relevantes para tu audiencia (piensa cuáles son las preguntas que suelen hacerte con más frecuencia y desarrolla cada una de ellas en un posteo enriqueciendo ese contenido y demostrando tu conocimiento en tu área de trabajo). 
  1. Otro factor muchas veces olvidado es hacer actualizaciones en tu contenido, principalmente fotos. Esto refresca tu web y aumenta el interés del visitante frecuente. Usa imágenes generadas en tu sesión de fotos personales o provenientes de bancos de imágenes. Una suscripción a un banco de fotos profesionales alineado a tu negocio te permitirá mostrar versatilidad sin dedicar una gran cantidad de tiempo ni presupuesto en mantener una web atractiva y actualizada.
  1. También tus redes sociales cumplen un importante rol de divulgación de tu web y su posicionamiento. Dirigir tus seguidores a tu página para leer tu último artículo del blog, conocer en detalle tus últimos trabajos y/o contratar tus servicios es una forma de triangular y utilizar el marketing a tu favor. De ahí la importancia de mantener consistencia en tu imagen: tu audiencia se sentirá a gusto si puede navegar por todos tus canales de comunicación como si fueran los mismos ambientes de una sola casa. Lograr una buena articulación entre tus RRSS y tu página es un factor determinante en el éxito de tu negocio digital. Esta facilidad para transitar tu negocio transmite seguridad y es la clave de una conversión exitosa.
  1. Lograr alianzas y colaboraciones con marcas afines a tu negocio ya sabemos que es muy positivo porque expone tu marca a una nueva audiencia. Para capitalizar realmente esa oportunidad y generar impacto deberás tener una página bien diseñada no solo desde el layout si no desde su concepción estratégica presentando tus lead magnets para convertir a esos nuevos visitantes en tu propia audiencia. 

Los consejos de este post te ayudarán a hacer de tu web la mayor aliada de tu estrategia de negocios. El trabajo en ella no se termina el día de su lanzamiento, su potencial se amplia a cada día y puedes capitalizarlo de forma exponencial trabajando los puntos que menciono en este post.

Siempre suelo decir a mis clientas cuando les entrega su web que ese no es el fin si no el comienzo de un gran camino.

Espero esta lectura te haya servido, y ya sabes que si necesitas ayuda con tu página estaré encantada en conocerte para evaluar la posibilidad de trabajar juntas en tu negocio online.

¡Hasta pronto!

Paula

Para seguir leyendo…